Elisa es una joven de 30 años que este año ha buscado colaborar con Cinhomo de manera artística, es la diseñadora del cartel de esta edición y está deseando repetir en futuras ocasiones.

Elisa Rodríguez con el cartel

Después de estar 10 años viviendo fuera de España, llega a Valladolid y conoce Fundación Triángulo a través de su festival de cine, razón por la que decide llamar a nuestras puertas para colaborar con la que es la imagen de Cinhomo 2019. “Conocía el festival desde hace dos años y me parece de mucha calidad, además de una causa que hay que apoyar porque sigue habiendo muchísima fobia hacia la gente homosexual” nos contaba Elisa. Por ello, quería retarse a sí misma en la trama de la cartelería, desconocida entonces para ella, y aportar su grano de arena para crear una imagen bella con la que se pueda empatizar.

Elisa buscaba “la representación de lo femenino fuera de lo convencional y construir un dibujo delicado que representara cuidadosamente la sutileza de la sexualidad“. El diseño original era en blanco y negro pero decidió añadirle amarillo para darle un toque de color, elegancia y sobre todo para huir de los colores de la bandera que, en estos casos, resultan demasiado evidentes.

La artista resalta las grandes expectativas que le produce ver Carmen y Lola, aunque también añade que verá todas las que pueda. De anteriores ediciones confiesa que Tangerine, de hace dos años, le fascinó por ser la primera película grabada íntegramente con un iphone y de la edición pasada destaca la película japonesa del ciclo Joya, Funeral Parade of roses.

De Cinhomo 2019 espera que la gente de a pie se familiarice con otros tipos de sexualidades y que deje de verlo como algo ajeno a su realidad. Mientras que desde su perspectiva como artista, le parece fundamental que las personas se acerquen a la cultura  porque siempre son los mismos los que van al cine, a museos y compran arte. Es prioritario que haya personas nuevas consumiendo arte, y más aún que entiendan su valor económico.

Elisa mostrando a un grupo sus obras por el Parque de las Moreras

Dentro de sus trabajos se encuentra el de arte urbano, se trata de pequeños dibujos de animales a lo largo de todo el paseo del parque de las Moreras, proyecto que nació a raíz de una subvención del Ayuntamiento para el embellecimiento de la zona del río Pisuerga. Los dibujos están señalizados en un mapa y está pensado como un juego en el que hay que buscar estos pedacitos de arte a lo largo del paseo, se puede encontrar el mapa de las 20 intervenciones  en la web de PerForo. Además, dentro de poco podremos ver una muestra diferente de esta obra en el parque Juan de Austria.

Otro de sus proyectos, aunque ya clausurado, es Ochoportres, se trata de una valla publicitaria en la que cada mes, desde marzo de 2017 hasta marzo de 2018, un artista diferente plasmaba su obra. El proyecto le debe su nombre a las dimensiones de la valla de 24 metros cuadrados y se encontraba en la calle Felipe II, en Valladolid.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email to someone
email

Comparte en redes